7 gifs animados con los que pasar de todo

El otro día estaba revisando mi colección de gifs animados, que es uno de los grandes placeres a los que dedico el tiempo libre, y me sorprendió comprobar que nunca he utilizado ni en público ni en privado ninguno de la sección “Me importa cero”. ¿Cómo es esto posible si la mayoría de las cosas me dan completamente igual? Algo no cuadraba. Estuve cavilando sobre ello bastante rato, porque pensar en mí misma es otro de mis grandes hobbies, hasta que di con ciertas conclusiones que me parecieron acertadas:

-Pasar de todo es mi especialidad, pero lo he llevado a tal punto que ya empieza a ser un problema. Así que no voy encima a darle bombo con un gif animado. A ver si la gente va a pensar que soy una psicópata. Mejor fingir empatía.

-Cuando algo no me importa mi cerebro lo despacha en cero coma. No reacciono, paso a otra cosa. Imposible que me vaya a molestar en contestar a nada de eso con un gif.

-Estos gifs son obras maestras de internet y quizá a alguien que todavía está haciendo sus pinitos en el pasotismo vital quiere celebrar sus demostraciones de pasividad con ellos, valga la paradoja.
Así que aquí están mis preferidos. La mayoría son de ese tipo de gifs con una narrativa más elaborada donde algún genio anónimo ha combinado imagen y texto. Sin ir más lejos, en el anterior post de este blog inauguré una sección dedicada a ellos. Hace dos años. ¿Veis como paso de todo?

 

 

 

 

 

 

Deja un comentario