Que conste que sigo odiando lo…

Que conste que sigo odiando los pies. No los míos, los de la raza humana http://t.co/c8zCqQV3

Si te ha gustado leerme y tienes una memoria tan frágil como la mía, puedes recordar que existo siguiéndome en Twitter, Facebook o Instagram.